Aula D / Ábalos-Sep 2018

 

Las similitudes entre diferentes programas (similitudes que proliferan en prácticamente todas las culturas) han conducido a muchos teóricos de la disciplina a considerar los vínculos entre una casa modesta (léase la cabaña primitiva) y un palacio (léase programas institucionales y/o monumentales) como una clave esencial a la disciplina de la Arquitectura. Le Corbusier estaba profundamente influido por esta visión que le dio capacidad para repensar los vínculos con la tradición a un nivel más alto de precisión y visión que el resto de los colegas de su época.

La dialéctica casa-palacio es un esquema que nos permite cuestionar nuestras creencias en la importancia del programa, del contexto, del carácter, de la materia, de la forma, de la energía, del ornamento, del concepto de interior y de las especificidades público-privado desde una perspectiva radicalmente dual tanto histórica como tecnológica. Y por lo tanto es capaz de alumbrar con nueva luz estas categorías y con ello nuestras propias asunciones simplificadas de las mismas y de las metodologías proyectuales. Con “Una Casa, Un Palacio” título que replica el ya utilizado en 1928 por Le Corbusier, invitamos a los alumnos a construir una agenda proyectual personal a partir de la realización de un proyecto dual que dirigirá desde el primer día el proceso de investigación (y no al revés) consistente en la elaboración del “proyecto del proyecto”.

1.-TRES MICROENSAYOS SOBRE TÉCNICAS PROYECTUALES

AUTORRETRATOS VS NATURALEZAS MUERTAS
Si hay una forma nítida de explicar en qué ha cambiado la forma de entender y enseñar la Arquitectura en estas dos últimas décadas es utilizando una analogía pictórica. Todo el período dedicado a lo que se denominó “iconicturn” no es otra cosa que la eclosión del “autorretrato” como única respuesta arquitectónica a la propia irrelevancia. Un patético narcisismo autista colaboró en reducir el papel de los arquitectos a meros decoradores de exteriores. Trasladar el foco al género de las “naturalezas muertas” es reconocer la necesidad de respuestas complejas en vez de esconder la cabeza o mirarse al espejo. Las naturalezas muertas son cosmogonías que se construyen como una doble tensión: entre los objetos y el espacio intermedio, y entre el mundo orgánico y el inorgánico. Una naturaleza muerta arquitectónica es la demostración de que las conversaciones creativas y los diálogos interdisciplinares arquitectura/diseño urbano/paisaje son una condición básica para dar respuestas capaces de enriquecer y expandir los límites de la experiencia cotidiana.

DOCUMENTALISMO Y CULTURA MATERIAL
No podemos atender las solicitudes de un medio en permanente cambio de estado desde la simplista dialéctica entre la fascinación algorítmica versus la fascinación artística; el objetivismo científico contra la creatividad subjetiva. La amalgama de conocimiento y subjetividad es esencial para entrar en resonancia con los territorios contemporáneos. Para diseñarlos es necesario entrar en esos procesos, entrar en el dominio del “documentalismo”, suspender la división entre análisis y creación, introduciéndonos en ese medio de datos en flotación, ser parte de ellos hasta que su carga de información genere en nosotros un cambio de estado que disipe energía creativa. Documentar es cargar nuestro sistema hasta la ebullición y destilar con ella un nuevo estado de la materia que llamamos proyecto. Quien busque modelos los encontrará en muchas otras prácticas; desde luego en la información y el cine, pero también el arte, las ciencias, la arquitectura, el paisajismo o el ensayo. Nombres como Alexander Humbolt, Frederick LawOlmsted, Robert Smithson, Cedric Price, ArminLinke, Rem Koolhaas, Bruno Latour,… vienen rápidamente a nuestra mente.

La “cultura material” es desde el punto de vista del materialismo termodinámico un concepto clave: indagar en la cultura material es la forma de activar la atención, haciendo que los datos culturales y los técnicos, los tiempos geológicos y los históricos desplieguen su creatividad alquímica. Este es simplemente el modo que la termodinámica describe como creatividad, aplicado en nuestro caso a la proyectación de los territorios en procesos de urbanización y culturización. En definitiva, documentar la cultura material como un instrumento creativo del proyecto es dejarse atravesar por las flechas del conocimiento como uno de esos San Sebastián barrocos que nunca sabremos si sufren o están en pleno éxtasis.

NUEVE HABITACIONES
La mayoría de los programas arquitectónicos pueden sintetizarse, sean públicos o privados, en aproximadamente nueve tipos diferentes de habitación que se distinguen en términos de escala, proporción, materialidad, posición en el espacio y grado de exposición al exterior. Estas habitaciones están conectadas normalmente por escaleras, rampas y corredores. Estos elementos de conectividad ocasionalmente devienen ellos mismos una de las habitaciones de la lista como pasa por ejemplo con los patios. Las similitudes y diferencias entre las nueve habitaciones, sus conexiones y niveles de accesibilidad, la relación con las fuentes naturales de energía (los cuatro elementos prearistotélicos: tierra, sol, aire, agua) y su ordenación en términos tectónico termodinámico y económico-ecológico son clave para transformar lo banal en esa experiencia trascendental que llamamos Arquitectura.

Si consideramos que el bienestar humano es un tema fisiológico, psicológico, o simplemente neuronal, relacionado estrechamente con los parámetros medioambientales y por lo tanto ligado a los principios termodinámicos, parece no sólo legitimo sino necesario revisar la simplicidad de las narrativas sobre la cabaña primitiva a través de la similitud de los tipos arquitectónicos desde el más simple al más complejo, desde el ámbito de lo privado al de lo público, en términos que enfaticen la coordinación y variedad (térmica, material, ornamental, tectónica, etc.…) de estos espacios y de las técnicas y el conocimiento innovativo que permite al arquitecto diseñar espacios de forma congruente y consistente.

2.-AGENDA DEL CURSO (ESQUEMA)

Taller de Proyectos I. Semana 1 a 9
El objetivo del primer semestre es la elaboración de un pabellón en la ciudad escogida por cada alumno que debe ser elegida entre una de las dos que el alumno conozca mejor por su
experiencia. Se realizará un trabajo de investigación documental sistemática de la cultura material a la par de elaborarse un programa y esquemas tentativos. El documento que se elabora indistintamente como proyecto e investigación en un formato A-3 y recoge los procesos de definición. Se explicará en clase procesos de documentación con ejemplos paradigmáticos discutiéndose con los alumnos en sentido de las metodologías operativas. Esta primera parte irá apoyada con charlas y discusiones de los tutores y con charlas de los propios alumnos mostrando y criticando un proyecto. Estas presentaciones se realizarán semanalmente a cargo de los alumnos (un proyecto del que sean autores seleccionados por su calidad), con duración máxima de 10 minutos cada alumno seguidas de una sesión crítica por los alumnos.

Estas discusiones permitirán consolidar el grupo, identificar metodologías relevantes y cuestionar asunciones esquemáticas de forma colectiva preparando el curso como una puesta en escena (relativa) de las metodologías para identificar estrategias de proyectación mas ambiciosas desde el punto de vista de superación de clichés y conexión creación conocimiento. Los talleres dispondrán, además, semanalmente de un tiempo de tutorías individuales y otro dedicado a las clases de los profesores y/o invitados en los que se presentarán proyectos singulares con enfoque  centrado en los aspectos proyectuales y estratégicos.

Los pabellones a plantear responderán a las siguientes características:
– Contexto inicial: La experiencia del alumno (país y ciudad en los que haya vivido mas tiempo o mas intensamente).
– Programa: Vida-trabajo. Producción-consumo
– Localización estratégica. Ejemplos. Isla de calor /rehabilitación moderna patrimonial / redes abandonadas / oportunismo infraestructual / vacios estratégicos /
– Clima como cultura urbana y crítica a la materialidad contemporánea
– Dos escalas en mente (Pabellón y Palacio)
– Dos Materiales
– 30-300 m2 Pabellón

Se realizará una exposición pública y sesión crítica de la investigación y del pabellón el último día del Taller de Proyectos I con invitados. Las sesiones semanales estarán divididas en tres partes: Alumnos (presentaciones y critica colectiva); Tutorías personalizadas; y Exposiciones de proyectos y metodologías de referencia con sesión crítica y discusión final.

En el marco del Módulo Proyectual, la asignatura de Proyectos I se desarrollará conjuntamente con el Taller de Composición que impartirá el profesor Eduardo Prieto, proponiendo temas de
estudio integrados en el presente curso, necesarios para el desarrollo de las temáticas y los trabajos propuestos.

Taller de Proyectos II. Semanas 10 a 19
La segunda parte se desarrollará de forma más individualizada y enfocada a desarrollar técnicamente un pabellón capaz de contener en germen el esquema esencial de un Palacio cuya formalización en forma de enunciado y esquema básico concluirá el proceso de trabajo del semestre. Debe quedar claro que el resultado final TFM no consistirá en desarrollar un “Palacio” como recuerdo de la metodología del PFC sino en exponer la pertinencia e idoneidad de dos estructuras que compartan una misma genealogía pero se diferencian en su escala, forma y función urbana estratégica (en su anatomía), como demostración del dominio de las competencias profesionales técnicas y conceptuales que exige el Máster Habilitante.

Los talleres I y II constituyen la primera fase y su finalidad será desarrollar los conceptos desarrollados en la investigación implementados en el proyecto del pabellón, desarrollando un proyecto integral que abarque desde la arquitectura del paisaje y el diseño urbano hasta la predefinición de la arquitectura del palacio.

La fase de documentación y la definición de la cultura material del lugar escogido para trabajar definirá en gran medida cuáles son las herramientas técnicas que requiere el proyecto, perfilando tanto el carácter de la estructura portante, como la integración en la forma y materialidad de la misma cuestiones climáticas y constructivas. Estos aspectos se concretarán a través del taller de Construcción y Tecnología Arquitectónica y del taller de Estructuras, y se integrarán en el proyecto. De modo análogo se comenzará a trabajar la comunicación en sus diversos formatos visual, discursivo y propositivo, todo ello reflejado en formato A-3 como Proyecto de Investigación y Proceso, culminando este documento en el periodo del Taller III y del TFM con la elaboración de un Ensayo conclusivo de 3.000 palabras y. obviamente, la documentación proyectual que se en cada caso apropiada.

Algunos temas referentes al esquema del Palacio a desarrollar podrían ser:

-dimensión metabólica
-materialidad-geosfera local
-dualismos salud/placer
-confort atmosférico
-perceptivo y sensorial
-rehabilitación antropológica/ termodinámica/ lúdica en clave h2020
-arquitectura donante y contexto patrimonial local
-relaciones entre historia-tipología-materia-forma-sociedad-belleza
-economía como ecología
-crítica estética
-ensayos, ajustes, discusión sobre documentación visual
-desarrollo de palabras clave y propósito de las mismas

El Palacio no debe (salvo excepciones) superar con creces los 3.000 m2 sobre rasante y contendrá un esquema tipológico, material y termodinámico “hermano” del Pabellón aunque su formalización deberá ajustarse en su desarrollo final a características del enunciado que el propio alumno presentará como parte de su trabajo final del Taller de Proyectos II.

Taller de Proyectos III. Semanas 20 a 28
Este taller constituye la segunda parte del Taller II y su finalidad será desarrollar la propuesta realizada en el taller de Proyectos II, integrando en ella los resultados, cálculos, detalles y demás aspectos, resultado de aplicar las condiciones técnicas y de planeamiento urbano. El desarrollo del mismo será de las semanas 20 a la 28 y la dinámica será similar a la del Taller II.

Los entregables del proyecto, que se irán desarrollando de manera consistente durante todo el curso, consistirán en los siguientes documentos: por un lado un Libro de Notas con apuntes de referencias, citas, etc. compuesto por dos grandes capítulos: Genealogía y Anatomía. Un pabellón y Un Palacio; por otro lado la documentación gráfica del proyecto compuesto por cuatro planos con escala gráficas 1:10.000, 1:1.000; 1:100; 1:10 que abarquen respectivamente el paisaje, la ciudad, la forma y la materia, requiriendo cada plano una imagen; y finalmente un ensayo de 3.000 palabras en las que se sintetice por escrito el curso, y que se complementará con ensayos opcionales complementarios según las investigaciones individuales. Esta entrega se realizará conjuntamente con una presentación pública de 5 a 8 minutos.

Taller Proyecto Fin de Carrera. Semanas 29 a 38
Este trabajo se desarrollará mediante tutorías individuales englobando todos los conceptos y documentos trabajados durante el curso de forma personalizada. El desarrollo del mismo será
de las semanas 29 a la 38. Se hará especial énfasis en los aspectos de comunicación tanto oral como gráfica seleccionándose de forma cuidadosa e individualizada las técnicas de exposición con el apoyo del Taller de Comunicación y en los aspectos técnicos de los Talleres de Estructuras, Construcción e Instalaciones.

  • Iñaki Ábalos Vázquez
  • Nieves Mestre Martínez
  • Javier García-Germán Trujeda
  • Renata Sentkiewicz